• Menesunda de zombis en Recoleta, por Fayó
     
      
  • Noelia, en el país de los cosos, por I. Minaverry
     
      
  • El vástago, por Iñaki, Almada y Cabezón Cámara
     
      
  • Borges, inspector de aves, por L. Nine
     
      
  • La felicidad, por Ariel López V.
     
      

Cadáver exquisito 5 – Jorge Argiz / Andrés Accorsi

Diseño: Matías Trillo

Mercado, eventos y sociales

¿Para qué sirven los eventos de historieta? Uno está tentado inicialmente, ante una oferta como la de participar en la mítica revista Fierro gracias a este Cadáver Exquisito, por buscar algún argumento grandilocuente de los muchos que pueden rodear la existencia de los eventos de historieta pero, en realidad, la respuesta más sencilla y directa casi siempre es la mejor, así que a la pregunta de para qué sirven estos eventos la respuesta no puede ser sino “para que sucedan cosas”. Suceder cosas. Dos palabras que pueden parecer encerrar poco pero que, en su simpleza, en realidad esconden mucho. En los eventos de historieta lo extraordinario se vuelve maravillosamente ordinario, al menos durante los días que existe ese microcosmos efímero. Y suceden cosas tanto de puertas adentro de la industria como de puertas afuera de ella, cosas que cambian mucho si nos encontramos ante un evento industrial o de mercado o ante un evento más social y académico, pero siempre cosas importantes que no sucederían de otro modo.

En primer lugar los creadores, por lo general personas que se enfrentan en solitario a la página en blanco para llenarla de palabras o imágenes, establecen contacto con sus aficionados, comprobando que ese mensaje que lanzan en sus obras tiene su respuesta en forma de esos lectores que, al mismo tiempo, aprovechan para conocer a esos autores a los que siguen y disfrutan. En segundo lugar los propios profesionales se encuentran con compañeros de otros países o de otras formas de comprender el medio, a los que descubrir y con los que intercambiar experiencias, siempre enriqueciéndose de ello. En eventos de historieta he visto nacer equipos creativos y encontrarse por vez primera colaboradores de muchos años que no se habían conocido en persona, he visto encontrar trabajos a autores  en otros mercados antes inaccesibles y generarse en una sobremesa las primeras ideas de futuras obras que ahora todos disfrutamos. Y sobre todo suceden muchas cosas también para la ciudad que alberga el evento en cuestión. Pongamos por ejemplo la ciudad de Avilés que conozco tan bien, y donde se celebra cada año un evento de historieta… Hay muchos autores, periodistas y aficionados de todo el mundo que probablemente no sabrían de su existencia de no ser por sus Jornadas de cómic, hay una semana en septiembre en la que los hoteles y los restaurantes tienen una ocupación extraordinaria, hay un montón de visitas a lo largo del año de gente que, tras conocerla y asociarla con “ese sitio especial donde disfrutan una semana al año de su amor por el cómic” regresan en otras fechas para conocerla con más calma y en familia. Aparece en las páginas de historietas que forman parte de la cultura popular universal, desde Batman a Star Wars, dibujada como escenario de las aventuras creadas por autores que han vivido unos días en sus calles, con la exposición extra que eso le genera en todo el mundo. O sea… suceder cosas. Hablaba antes de la función dinamizadora de los eventos de cómic. No quiero terminar este pequeño texto sin un ejemplo/prueba definitiva. Ustedes, lectores y cómplices de este amor por la historieta, no podrían estar leyendo estas líneas si un servidor y Laura Vazquez no se hubiesen conocido hace ya unos años en UNICOMIC, un evento comiquero que se celebra anualmente en la ciudad de Alicante. Porque es lo que pasa en los eventos de historieta… suceden cosas. Nada más. Nada menos. Así de importante.

Jorge Iván Argiz. Codirector de Las Jornadas Internacionales del Cómic de Avilés y del festival Celsius 232. Programador del Festival Internacional de Cine de Gijón, Editor en Cómics Dolmen.

Complejo y fascinante el tema de los eventos. Sin dudas los eventos son parte de este gigantesco proceso de transformación de la industria del comic, que tiene que ver con la visibilización de los fans (en Argentina, invisibles hasta entrada la década del ´90), con la relación más directa y más horizontal entre autores y lectores, y con la posibilidad de añadirle a los editores un quinto circuito de comercialización, por afuera de las librerías, las comiquerías, los kioscos y las plataformas de venta online. Visto de cualquiera de estas tres ópticas, el fenómeno de los eventos puede considerarse un avance notable en el entramado del ámbito de la historieta.

Y eso sin hablar de los contenidos. Una buena convención, festival, salón, encuentro, jornadas o como se quiera denominar puede –desde sus contenidos- generar pequeñas revoluciones. Puede ser un reflejo de los gustos y las demandas de su público, pero también puede trascenderlos y generar nuevas demandas, y hasta imponer nuevos gustos en su público. Una propuesta amplia, inclusiva, abarcadora, inevitablemente va a expandir los horizontes de sus asistentes, que van a descubrir historietas, autores, géneros, tendencias, estéticas y quizás hasta soportes que desconocían. Algunos se interesarán por estos descubrimientos, otros se aferrarán al consumo de sus personajes o autores favoritos, pero de alguna manera la experiencia los modificará. Nadie sale de un buen evento igual que como entra.

Desde Comicópolis proponemos todo eso: reflejar gustos y demandas, generar interés en autores o tendencias que hoy no forman parte del consumo habitual de amplios sectores de fans del comic, y además fomentar la edición local, estimular a una industria que tiene todo para ser pujante, dinámica, innovadora. Nos gustan los eventos gratuitos, en los que nadie tiene que pagar nada para acercarse a sus artistas favoritos, para recorrer las muestras, para asistir a charlas o talleres. Nos gustan los eventos de los cuales se van satisfechos los expositores, los artistas invitados y el público. Nos encanta que nuestro festival aglutine a la gente del medio y funcione como espacio de encuentro, que se imponga como una fecha en la que todos nos juntamos “a hacer sociales”. Nos gusta ofrecer un área comercial enorme, y muchas propuestas de entretenimiento. Pero sabemos que todo se cae a pedazos si no está sólida la “pata” cultural.

Me hice adicto a los eventos en 1987, cuando la única cita anual que teníamos en Argentina era el Salón del Humor y la Historieta que se realizaba en la ciudad de Santa Fe. Desde entonces, recorrí convenciones y festivales de todo nuestro país, América y Europa. Y también organicé unos cuantos eventos, grandes y chiquitos, con distinta suerte y distinta repercusión. Hoy, el Estado Nacional me da la posibilidad de plasmar todo lo que aprendí y todo lo que soñé en un festival que me enorgullece a mí, a mis compañeros de equipo, y a todos los argentinos. Y no me alcanzan las palabras para agradecer esa posibilidad. Nos vemos pronto, en algún evento…

Andrés Accorsi. Coordinador de Comicopolis. Periodista.

Por Laura Vázquez Hutnik

Publicado en Adelantos del mes | Deja un comentario

Correo de lectores – 96

Publicado en Adelantos del mes, Índices | 4 comentarios

Por fuera de Fierro – Panxa

Cerramos de gran forma el período de septiembre (ya en octubre): mientras esperamos una nueva edición (aniversario) de la revista Fierro, entrevistamos a los chicos (y chicas) de la editorial independiente Panxa Cómics, que en Comicópolis ganó el premio a Mejor Edición de Nueva Historieta Argentina con el libro Niños de la Basura, de Darío Fantacci. Los dejamos con ellos.

Panxa Cómics es una editorial que publica e imprime de forma autogestiva desde el año 2010 un catálogo variado de libros, revistas y fanzines. El eje está centrado en la producción contemporánea de historietas y “variado” puede ser una palabra clave a la hora de describir la línea editorial, donde la aventura plena convive con el humor absurdo, el realismo o el género fantástico. El grupo está organizado de forma cooperativa y además de producir, editar y vender el material, lo imprime en el taller propio, que a su vez cumple encargos de impresión y encuadernación para otras editoriales del ámbito de la historieta independiente.
Contacto:
http://panxa-comics.com.ar/
Facebook: Panxa Cómics
panxacomics@gmail.com
taller gráfico: panxaimprime@gmail.com

¿Cuándo y por qué comenzaron a editar historieta? ¿Tenían alguna experiencia previa en edición?

El Santa: Empezamos a hacer revistas en el 2010, para generar un espacio propio donde poder publicar lo que se nos ocurriera, sin pensar en “vender” el proyecto a alguien. Lo único que había hecho antes era editar mi tesis (cosa que quedó muy fea)

Daniela: Salió todo muy de la nada, ninguna pretensión particular. Simplemente hacer alguna revista para poder meter las historietas que nos interesaban hacer. Si pensábamos en cosas más “ambiciosas” creo que no duraba nada el proyecto. La tesis del Santa es excelente y hoy en Panxa está publicada como la revista Ombligo. No le crean nada de lo que dice. Nada.

Fink: Empezamos de casualidad. Casi sin conocernos nos juntamos para hacer un libro que nunca salió ni saldrá, y como la edición de ese libro se prolongaba, se nos ocurrió sacar una revista con trabajos de todos los involucrados: Panxarama. Yo venía de editar el fanzine Siniestras Cancioncitas Pop (que nada tienen que ver con la historieta) pero nada que ver con el laburo de Panxa como editorial.

Federico: Con Daniela veníamos de otra editorial independiente (Rúcula Libros), ahí habiamos aprendido lo básico en lo que refiere a maquetación y diseño editorial. Como dijo Fink, al principio la idea era editar un libro que al final no salió. Mientras íbamos cerrando los detalles de ese libro surgió la idea de hacer una revista, y eso arrancó todo.

- Además del trabajo editorial, ¿tienen actividad como guionistas o dibujantes? ¿Comenzaron editando material propio?

Daniela: Justamente el trabajo editorial surgió a partir de nuestros laburos como dibujantes y guionistas, todos los miembros de Panxa dibujan, escriben o las dos cosas a la vez. Lo divertido del asunto por ahí es que le dimos mucha bola al trabajo de lo que es la edición de una publicación, nos interesamos en ese oficio en sí mismo y aprendimos en función a él. Los conocimientos que fuimos aprendiendo (a los ponchazos) sobre edición condicionaron nuestros laburos como historietistas y eso nos vino muy bien.

El Santa: Yo soy dibujante e intento escribir cosas para dibujar. En un primer momento editábamos sólo cosas nuestras. Por suerte ahora podemos editar a gente que nos guste como trabaja.

Ramona II: Nuestra actividad principal es de guionistas y dibujantes, el trabajo de edición vino después, justamente para editar nuestro material. Así nació la editorial Panxa Comics y el proyecto de editar nuestro trabajo que luego fue evolucionando y convirtiéndose más en una editorial  independiente que también edita trabajos que nos interesan de otros autores, pero nunca dejamos de ser principalmente dibujantes y guionistas.

Federico: el tema de la autogestión es que uno aprende distintos oficios, nosotros estamos detrás de todo el proceso, desde la creación del contenido, la impresión, la encuadernación y la venta al público. Con el tiempo nos pudimos dar el lujo de ir sumando colaboraciones hasta llegar a la posibilidad de editar a otros. Pero se fue dando de una manera natural, el hecho de verse involucrado en todas esas etapas del trabajo. Se podría decir que en Panxa todos somos editores, imprenteros y escritores o dibujantes.

- ¿Editan solamente historieta?

El Santa: No sólo editamos historieta, de hecho en nuestro catálogo tenemos un libro de ilustraciones y se viene uno de cuentos cortos.

Ramona II: Si bien empezamos editando historieta también nos interesan la ilustración, que es más lo que hago yo, la escritura, etc. Eso también tiene que ver con los autores que nos interesan y nos llaman la atención.

Daniela: Aún así, es cierto que de 20 títulos, 16 o 17 están centrados en la historieta.

- ¿Editan solamente libros?

El Santa: Empezamos editando una revista, pero con el tiempo nos estamos volcando más a la encuadernación de “tapa blanda” (con lomito) y a los tomos unitarios.

Daniela: La revista se llama Panxarama y es el título que nuclea trabajos cortos de todos los miembros y trabajos de invitados que van rotando a cada número. En cuestión de formato físico, lo que cuenta el Santa es un fenómeno que nos viene pasando a muchos, el costo de tapa blanda no es muy distinto al engrampado y nos permite ubicarlo en comiquerías más fácilmente. Aún así, extraño la revista clásica con dos grampas y siempre nos damos algún que otro gusto sacando fanzines o revistas de formato bien tradicional. Los gustos que nos podemos dar teniendo un taller gráfico propio (nosotros imprimimos y encuadernamos todo nuestro catálogo desde el primer título en el 2010, un trabajo enorme, pero satisfactorio. Además de ser otro oficio fundamental que pudimos ir aprendiendo, que es el oficio gráfico).

¿Cuál fue su primer libro editado?

El Santa: El primer libro que hicimos fue Las increíbles aventuras  del Sr. Nada de FSF. Una joyita.

Daniela: Alto librito, Federico saca páginas de historieta como si fuera una impresora multifunción. Salió en 2012 y compila todas las historietas y tiras de su personaje, el Señor Nada. Ahora está terminando de armar el segundo, que sale el año que viene.

- ¿Con qué criterios realizan la selección de los títulos a publicar?  ¿Realizan el contacto con el/los autor/es o esperan que él/ellos se contacten con ustedes?

El Santa: El criterio es sencillo, si nos gusta, si tenemos la capacidad para hacerlo y si el autor está de acuerdo, lo sacamos. El mundo de la historieta independiente es muy chico, así que lo de establecer contacto con el autor, es más bien cruzarse con alguien en una feria y mientras se charla hablar del proyecto.

Ramona II: Hemos tenido consultas para trabajar con nosotros, pero tenemos tantos números por sacar e intereses en ciertos autores que tenemos que tener en cuenta los tiempos para poder manejar todo el trabajo.

Fink: Nos acercamos a la gente que nos gusta su laburo y, en general, se copan con el proyecto y quieren participar. Esto casi siempre, es verdad, se da en el contexto de feria.

- ¿Cuál es la tirada estándar de sus libros?

El Santa: entre 150 y 200 libros por título, másssssssss  o menos.

Daniela: Nuestras tiradas son difíciles de calcular a lo largo del tiempo, hacemos lo que hacen todos los editores autogestivos hoy en día, sacar tiradas pequeñas, moverlas y con la venta sacar otra tirada. Teniendo el taller propio, eso se hace más fácil, así que sacamos una tirada inicial que ronda la cifras que tiró el Santa y luego vamos sacando más a medida que se va vendiendo. Hay títulos de los que perdí la cuenta a esta altura, porque por suerte se venden y es necesario imprimir a cada rato alguna cantidad mínima. La ventaja de un taller digital pequeño: sacás de 1 a 500 con costos unitarios similares.

- ¿Cómo es su sistema de distribución? ¿Tienen llegada a librerías?  ¿En qué eventos se los puede encontrar? ¿Cómo es el contacto con los lectores?

El Santa: La distribución es algo complicado. Tenemos algunos puntos de venta en Capital y La Plata. Intentamos ir a todas las ferias a las que nos da el cuero: Crack Bang Boom, Dibujados, Festival Increíble, Comicópolis, etc. El contacto con los lectores es una de las cosas más extrañas y satisfactorias. Me acuerdo cuando en las primeras ferias, venía alguien a buscar el número dos de nuestra revista porque lo estaba esperando, después de haber leído el uno. Eso es todo un logro.

Daniela: Uh, morimos cuando pasa eso. Encontrar gente que nos sigue y no son famliares o amigos. Y nosotros no tenemos todavía tanto tiempo laburando como editorial como otros compañeros del ambiente. Pero igual viene la gente con la mejor de las ondas y siguen lo que hacemos.  Te dan ganas de preguntarles: ¿Posta? ¿Estás seguro? Bueno… ¡Gracias!

Ramona II: El contacto con los lectores es lo más extraño para mí, es muy loco ver personas que les guste tu trabajo y te siguen en cada número de las revistas o con los libros, se siente muy bien y motiva a seguir trabajando. Nos ha sucedido que nos dijeran que empezaron a hacer su propio fanzine inspirados en Panxarama, eso es algo que no te esperás, sorprende y llena de satisfacción. Con respecto a la distribución es algo que aún estamos trabajando, ya que la hacemos nosotros mismos, tenemos algunos puntos de venta, pero aún seguimos tratando de ampliar estos puntos para llegar a más lugares.

Fink: Coincido con El Santa, el reconocimiento es algo extraño y satisfactorio. Es muy loco cuando alguien te dice que le encanta lo que hacés y esas cosas…  extraño y satisfactorio.

Federico: el contacto con los lectores se fue dando gradualmente, es producto de insistir por casi cuatro años con un mismo proyecto. En un principio son colegas, gente del ambiente, y luego uno va formando su propio y humilde público. La distribución de nuestro material es acotada porque nuestra producción también lo es. Se ocupan los espacios que se puedan de una forma realista, en relación a lo que se produce.

- ¿Cómo se manejan en relación a la difusión y a la prensa de sus ediciones?

El Santa: La difusión se da más que nada a través de internet (por lo inmediato y lo barato). Por nuestra página y Facebook, anunciamos los lanzamientos y los eventos. Ahora poco a poco nos están llamando de algunas radios.

Daniela: Las redes son lo principal, sin dudar. Luego ayuda mucho cuando algún medio nos nombra, como pasa con la revista Nan, Comiqueando, o un par de veces en Página 12 en el contexto de Dibujados y Comicópolis. Ahora, con el premio de Comicópolis por la edición del  libro Niños de la basura, estuvimos recibiendo más propuestas de difusión y esto nos ayuda una barbaridad.

Fink: Lo del premio hizo que se acerquen de librerías y esas cosas, y eso te pone medio en un mapita. Esto, por ejemplo, sin ir más lejos. Y está bueno, y es algo deseable si querés. Pero las redes son fundamentales.

- ¿Tienen diferentes colecciones dentro del catálogo? ¿En qué se diferencian?

Daniela: Por ahora el catálogo queda dividido por los formatos físicos, más que por colecciones formalmente delimitadas. Vamos por los 20 títulos, contando revistas, libros y fanzines; en los próximos trabajos se van a plantear colecciones más divididas. Nuestro catálogo es dentro de todo muy diverso, pasa por aventura pura y dura, humor absurdo, relatos más realistas, terror y un cacho más de etcéteras. Se cae de maduro que en un futuro cercano deberíamos organizarlo en colecciones.

- ¿Qué les parece el panorama de edición y de producción independiente en la actualidad?

Daniela: Lo veo cada día más fuerte, variado y activo. Cada feria que pasa todos lo comentamos: se está haciendo mucho, mucho en serio y todos estamos empujando para el mismo lado. Es sacrificado, ninguno la tiene fácil, pero estamos aprendiendo y colaborando entre todos. El clima es de autogestión y cooperativismo, que es algo que se está dando en otros sectores más allá de la historieta y la edición y me alegra ver que hay cada vez más lectores, cada vez más espacios y mejor que mejor, cada vez más gente que dice “Ah, pero yo también puedo hacer una revista”. En la última Crack Bang Boom recuerdo que varios comentamos lo llamativo que era que, una semana después, cuando la gente sacó fotos de su “botín” (lo que compraron durante la CBB) y las compartió por internet, la gran mayoría era material de editoriales autogestivas.

El Santa: El mundo de la edición independientes es mucho más amplio de lo que todo el mundo se imagina. Con una gran variedad de títulos. Lo único que le falta es difusión, pero creo poco a poco va ganando terreno y saliendo a la luz.

Daniela: Es cierto lo de la difusión, ampliar el espectro de lectores. Creo que el factor más determinante es la distribución de los títulos editados de forma independiente.

Federico: estamos en un momento muy interesante, hay mucha producción, y las propuestas son muy diversas. Por suerte hay espacios que se van consolidando y estamos empezando a organizarnos todos.

¿Cuáles son sus próximos lanzamientos?

El Santa: Para este año tenemos planeado sacar un libro de ilustraciones, de El Gory. Después centrarnos un poco más en la distribución. El año que viene sí, está en la lista la Panxarama IX, el segundo especial de Panxa y algunas otras cosas.

Daniela: El libro del Gory es un compilado de sus ilustraciones, va a hacer una linda combinación con el libro que le acaba de sacar Llanto de Mudo, que compila sus historietas de Porreti. Y como dice el Santa, con ese título cerramos este año (que nos dejó felizmente reventados con Niños de la Basura de Darío Fantacci) y el año que viene se tienen que armar las revistas según el clásico cronograma que todos tenemos y que raramente se respeta y hay en plan tres o cuatro publicaciones unitarias como mínimo, porque, como ya dijimos, por suerte se está produciendo mucha mucha historieta.

Por Santiago Sanchez Kutika

Publicado en Adelantos del mes, ENTREVISTAS | 5 comentarios

Creación de tapa – Fierro 95

Este mes, a punto de llegar a una nueva edición aniversario de la revista, contamos con una nueva incorporación en la ilustración de tapa: Alejandro Burdisio, mejor conocido como Burda, quien nos explica su proceso de creación de la tapa de nuestro número 95.

Cuando me convocaron para participar con una imagen para la portada de la revista Fierro, lo primero que se me vino a la mente fue la ilustra de la estación de Servicio del ACA que forma parte del colectivo de imágenes que vengo desarrollando y que denominé “Universo Chatarra”. Rescatando y reordenando muchos de los bocetos, traigo algunos (los más significativos) para ilustrar el proceso de elaboración de la imagen.

Universo Chatarra es un mundo distópico, absurdo y magicista, de marcada identidad argentina. Cuando trabajo en este tipo de imágenes y en otros laburos personales, me gusta tomarme un tiempo para investigación y desarrollo de la idea. En el caso de la imagen en cuestión, surgió de mi debilidad por las tipologías industriales, esa cosa fabril, mecanoide/vehicular, de combustibles, depósitos, surtidores y demás yerbas, que en mi caso tienen un poderoso atractivo visual. Recuerdo haber estado una semana buscando imágenes de estaciones de servicio y viendo planos de las mismas, ya que, afortunadamente, en el estudio disponemos de mucha información sobre el tema.

Con una idea prefigurada, después de hacer algunos garabatos simples y geométricos, hice varias vistas de volumen de la estación, buscando el enfoque justo. En mi caso, como laburante del concept art, pienso las ilustraciones como escenarios dinámicos, lo que me lleva a verificar los distintos elementos en el espacio, verlos en diferentes enfoques (vistas, volumetrías, perspectivas), para poder dibujarlos/diseñarlos en su verdadera magnitud, más allá que lo que uno termina mostrando, siempre, es una parcialidad en una imagen en 2D. Recuerdo que la volumetría que más me gustaba era una vista superior de la estación, enfatizando su fuga contracenital poniendo en perspectiva la verticalidad del tótem art decó típico de las viejas estaciones. El problema surgió que a pesar del atractivo de esa imagen, no ayudaba a la hora de lucir los vehículos, ya que estos se terminarían viendo desde arriba y no lucirían los artilugios de cables, cachivaches y motores suspendidos de sus chasis. Con el tiempo fui aprendiendo que no hay que casarse rápidamente con ninguna idea.

Luego de tener en claro la posible vista de la estación, hice una verificación de los vehículos, usando imágenes de referencias y probando distintos enfoques hasta llegar a la composición final. También me tomé el tiempo de investigar elementos tales como los viejos modelos de surtidores, los viejos tótem del ACA, la señalética de YPF y elementos y gestos arquitectónicos. Luego vino el boceto de ajuste donde se materializó la escena definitiva y ubiqué los vehículos, apuntando en distintas direcciones, para enfatizar la dinámica urbana de la escena. Finalmente y con todos los bocetos listos, los monté en un cartón y los ubiqué rodeando la PC para tenerlos de referencia. En mi caso, no uso de base escaneados de bocetos, redibujo y doy color con la tableta digitalizadora en Photoshop todo de cero. Esto responde a que el redibujar en la compu siempre me da la posibilidad de hacer un ajuste o dar una vuelta de rosca final.

Publicado en Videos | Comentarios desactivados

Correo de lectores – 95

Tapa: Alejandro Burdisio (Burda)

4 Contraindicaciones / Juan Sasturain / Pluma de Palomo / Palomo
5 El vástago (cap.2) / G. Cabezón Cámara – Selva Almada – Iñaki
17 Noelia, en el país de los Cosos (final) / I. Minaverry
Fierrito N° 17 Comicubo / Lucas Varela – Diego Agrimbau
59 Muñecos grandes / P. Lipcovich / Ilustración: Martín Túnica
60 La felicidad / Ariel López V.
62 Borges / L. Nine
70 Menesunda de Zombis en Recoleta / P. Fayó

Publicado en Adelantos del mes, Índices | 8 comentarios

Por fuera de Fierro – Dead Pop

Nueva entrega de Por fuera de Fierro. Hoy, charlamos con Damian Connelly, uno de los responsables, junto con Renzo Podestá, de la editorial Dead Pop. Los dejamos, entonces, con sus palabras sobre la editorial, su visión de la edición en general, así como de la actualidad del mercado nacional. Que lo disfruten.

¿Cuándo y por qué comenzaron a editar historieta? ¿Tenían alguna experiencia previa en edición?

Comenzamos a editar historieta en el 2012. La editorial nació de la necesidad que teníamos tanto Renzo Podestá y yo de editar nuestras cosas y a nuestra manera. Queríamos mostrar nuestra forma de ver las historietas y con el tiempo crecer para poder editar a otros autores con los cuales nos sentíamos identificados artísticamente, cosa que sucedió.  Previamente yo formé por poco tiempo parte de la Editorial La Pinta y Renzo formó parte de Llanto de mudo por un buen tiempo, pero también venimos del mundo del fanzine y ambos nos autoeditamos muchas veces y los dos trabajamos de manera freelance para el exterior, así que afirmativamente tenemos cierta experiencia en el mundo de la edición.

Además del trabajo editorial, ¿tienen actividad como guionistas o dibujantes? ¿Comenzaron editando material propio?

Claro, yo soy guionista y Renzo es un autor integral.  Así es que nuestras primeras ediciones fueron material nuestro sumando, por supuesto, la labor de otros artistas como Paula Pittau y su libro Los Caníbales. Con el tiempo fuimos conociendo y publicando a autores de Chile, Brasil, Uruguay, México o Italia, además de argentinos, por supuesto.

-  ¿Editan solamente historieta?

Tenemos una colección dedicada a la narrativa llamada Esqueletos en el clóset con la cual editamos el primer libro de Black V (El negro Viglietti para los amigos), Anarkiskovich. Actualmente la colección se encuentra en proceso de remodelado, pero  pronto la retomaremos, hay mucho material en carpeta.

-          ¿Editan solamente libros?

No, también editamos revistas y publicaciones de corta extensión o experimentales. En el caso de las revistas destaco Hipnorama, una revista de cómics de género al estilo de las viejas publicaciones pulps. Justamente aprovecho para decir que por algunos problemas legales la revista se encuentra  parada, pero estamos resolviendo el problema y volverá a salir prontamente. En el caso de las publicaciones de corta extensión tenemos la Colección Hell Yeah! donde se trata de explorar áreas quizá no tan narrativas historietísticamente hablando, sino que se trata de establecer un juego entre la imagen y el texto que a veces recae en el cuento ilustrado (como Caré, escrito por Black V y dibujado por Mariela Viglietti) o la poesía gráfica, como es el caso de Sueños de un hombre muerto, escrito por mí y dibujado por Paula Pittau.

-  ¿Cuál fue su primer libro editado?

Días negros, una antología de historias cortas de policial negro y terror, con historias dibujadas por Renzo Podestá, Diego Simone, Loris Z, Odyr, Berliac y Matías San Juan, con guiones míos y en donde ya postulo la idea de un universo ambientado dentro del contexto de una ciudad: Winchester. Ahora ese universo está nucleado en su propia colección llamada, lógicamente, Colección Winchester, cuya primer publicación es Bujarin #1.

¿Con qué criterios realizan la selección de los títulos a publicar?  ¿Realizan el contacto con el/los autor/es o esperan que él/ellos se contacten con ustedes?

Como decía al principio buscamos autores con los cuales logramos identificarnos de alguna forma. Nuestro criterio es variado pero usualmente buscamos cosas fuera de lo común, concentrándonos mucho en el género y en el cómic de autor. A veces nos contactan, otras veces los contactamos nosotros. Pero como la idea básica es generar un espacio con ideas afines, siempre hay gente nueva, ya sea autores publicados (como Sebastián Cabrol, Lisandro Estherren o Tony Sandoval, por mencionar unos cuantos), como autores nóveles como Mariela Viglietti.

¿Cuál es la tirada estándar de sus libros?

Siempre empezamos con 200 ejemplares y con el pasar del tiempo usualmente hacemos reimpresiones. La tecnología en torno a la impresión ha evolucionado bastante y eso nos permite imprimir a medida que vamos necesitando, sin necesidad de invertir necesariamente en tiradas gigantescas.

¿Cómo es su sistema de distribución? ¿Tienen llegada a librerías?  ¿En qué eventos se los puede encontrar? ¿Cómo es el contacto con los lectores?

Tenemos distintas formas de distribuir. En Buenos Aires nos manejamos con Districomix, librerías virtuales como Luna Roja Libros o Ubik y también tenemos una persona encargada de distribuir en librerías y comiquerias a donde Districomix no llega.  También tenemos distribuidores que trabajan con nosotros a nivel interno en Córdoba y en Rosario. Así y todo aún nos faltan librerías y puntos de venta que cubrir pero con el tiempo lo iremos haciendo. Actualmente estamos trabajando mucho en crear un sistema de venta online con envíos que próximamente estará disponible en nuestro sitio web. Usualmente vamos a la mayoría de los eventos que se realizan tanto en Buenos Aires como en el resto del país.  El contacto con los lectores es bueno, la mayoría del feedback que nos llega es por redes sociales, la web o en las convenciones en las que vamos o en las presentaciones que gestionamos nosotros mismos, igualmente todavía creo que hay mucho contacto que hacer y mucho lector potencial que cautivar.

¿Cómo se manejan en relación a la difusión y a la prensa de sus ediciones?

Nos manejamos mucho por plataformas sociales y notas en radios. Tenemos varias personas encargadas de tratar de hacer la mayor difusión posible, siempre creando canales nuevos para que el lector nos conozca. Y por supuesto contamos con una sección de Medios que está prácticamente recién estrenada en nuestro sitio pero que iremos sumando contenido a medida que avancen los meses.

¿Tienen diferentes colecciones dentro del catálogo? ¿En qué se diferencian?

Así es, varias. La diferencia principal es para qué tipo de lector está orientada. Para dar unos ejemplos hace poco inauguramos dos colecciones nuevas bastante arriesgadas pero muy ambiciosas: Una orientada al lector de manga llamada Colección D-POP, cuyo primer libro es Silvertongue 30 XX de Sarmiento y Mullins y la Colección  PopMortem orientada a los libros 100% visuales  empezando con la retrospectiva de ilustraciones de Pedro Mancini llamada Disparo rayos con los ojos. Más arriba mencioné las colecciones Hell Yeah! y Esqueletos en el clóset, enfocadas en la experimentación y en la narrativa respectivamente y por último tenemos la Colección Dead Pulp dedicada íntegramente a publicaciones digitales, tanto en historieta como en narrativa y para ser descargadas gratuitamente en diferentes formatos de acuerdo al soporte electrónico que tengas. De esa colección destaco Fosa Común, que es un compendio de fascículos de cuentos clásicos ilustrados por nuestros autores, y la serialización del segundo volumen de El Aneurisma del Chico Punk, la obra de Renzo Podestá. Hay que destacar que dentro de lo digital también contamos con una sección de webcomics que se actualizan todas las semanas en nuestro sitio. Las historias son Frances the dreamer: The entropurgator, escrita y dibujada por el chileno Daniel Vega (todos los miércoles), MUTE,  escrita por mí y dibujada por Gabriel Luque (sale los jueves), Stigma Phenomena, escrita y dibujada por Lautaro Capristo (también los jueves) y finalmente los viernes subimos páginas de El Ermitaño azul, escrita por Darío Fantacci y Pedro Mancini.

¿Qué les parece el panorama de edición y de producción independiente en la actualidad?

Ha crecido, por suerte, aunque creo que aún falta mucho ya que si bien la cantidad de ediciones independientes que están saliendo son ricas en cantidad, muchas pecan en olvidarse de la calidad. Para que no se malinterprete, cuando hablo de calidad hablo del cuidado mínimo que tiene que tener una edición: Desde la calidad de las historias, al modo de editarlas, pasando antes por correcciones, cuidado de diseño y varios puntos más. Quizás esto se dé porque muchos comienzan a editar pero no saben realmente lo que significa editar y dista bastante de simplemente “hacer una historieta”. Pero desde un principio, ya es bueno que se esté publicando más y se esté abriendo otra vez un pequeño mercado o un pequeño movimiento. Ojala todo siga creciendo, se mejoren muchas cosas y realmente logremos tener cada día más lectores para que este mercado crezca.

- ¿Cuáles son sus próximos lanzamientos?

Nuestros próximos lanzamientos son Taxidermista #1 de Renzo Podestá y Neon Warriors del estudio Inmortal de Uruguay. Pero el año seguirá con varios lanzamientos más, esto recién empieza.

Por Santiago Sanchez Kutika

Publicado en ENTREVISTAS | 1 comentario

Fierrito

Antes de la salida de nuestro nuevo número, les dejamos una breve presentación, hechapor sus mismos autores, de los nuevos participantes de la sección Fierrito. Sin más preámbulo, aquí sus introducciones:

GUSTAVO VON CHUYO

Gordo. Programador. Ñoño. Metalero. Fracasado. Una vez adoptó un gato pero se le escapó. Autor integral de novelas, largometrajes, cuentos y poesía, todas ellas inconclusas. De un tiempo hacia ahora trabaja en No se Dibujar Comics, proyecto que comenzó como excusa para buscar dibujante que ilustre sus guiones, y ahora le sirve de excusa para, justamente, no buscar dibujante que ilustre sus guiones. Mientras trabaja, incansable, en la obra maestra que revolucionará las bases fundacionales del género y le permita, de una vez por todas, tener sexo con alguien -o algo-, pierde el tiempo como editor y productor de Popolandia, la primera serie web de humor no gracioso. De vez en cuando mete alguna nota pseudo-periodística por ahí.

http://www.nosedibujarcomics.com.ar

http://www.popolandia.com.ar

PERITO

Hola soy Perito, dibujante, animador independiente (o sea que no me pagan un carajo) y fanático de la música Disco. Estudié Dibujo y Pintura con Gastón Souto y el Polaco Scalerandi, donde aprendí muchas cosas, como por ejemplo: abrir los pomos de pintura con la boca sin perder ningun diente, o comer la pizza con tenedor y cuchillo. También estudio diseño de imagen y sonido en la UBA, porque es gratuito. Soy cofundador de la afamada revista de historietas Palurdismo, de humor picaresco y soez. Si lo desean pueden visitar mi blog https://www.peritoproducciones.blogspot.com.ar O contactarme a https://www.facebook.com/perito.prod

Publicado en Adelantos del mes | Deja un comentario

Cadáver exquisito 4 – Laura Fernández / Roberto Von Sprecher

El Eternauta: ¿Un clásico o un mito? Y en ese caso, ¿qué sentido tiene la dicotomía? Aquí se escribe sobre un guionista de historietas y un desaparecido político. Y entonces, vida y obra se enlazan, como si una explicase a la otra. Pero ¿cómo contar la historia de un clandestino que escribe el guión de su próxima aventura? A favor del público, pero nunca del «mercado», la escritura oesterheldiana evidencia que no siempre el efecto es la abolición de la política. Los relatos heroicos y modélicos han cambiado. La presentación hiperbólica del «nestornauta» produce un desplazamiento metafórico: un relato épico e inconciliable y un potente efecto de discurso.Y si el envejecimiento de una historieta (y de cualquier texto) se debe al envejecimiento de sus lecturas. los investigadores invitados, optan por el camino contrario (el más díficil, quizá): desacralizar la leyenda y cuestionar el mito para aproximarme al proceso…nunca a su creencia.

Hay algo de inhumano en esto, que viene dado por este todo-o-nada. Ahora hay que vivir una vida más racional, pensando que todo esto va a durar diez años, veinte años, hay que uno se muera; y que yo no soy un héroe de historieta (Rodolfo Walsh, carta a Roberto Fernández Retamar, noviembre de 1969)

Laura Vázquez Hutnik

Diseño: Matías Trillo

El Eternauta. ¿Refundación, mito o leyenda?

Hablar del  pasado  implica armar un relato sobre lo que nos  interesa que figure como lo que fue.  El “constructor del relato”, sea historiador, periodista, dibujante, etc., no está solo en sus decisiones ideológicas: detrás de sus palabras están las del grupo social de pertenencia, aquellos con quienes se comparte una identidad.

El relato alrededor de El eternauta ha ido cambiando a lo largo del tiempo: el sentido de aquella primera lectura de ciencia-ficción se ha ido “actualizando” en cada época; ha sido el primer eslabón desde el cual se han ido ensamblando nuevas lecturas.

En ese transcurso, surge, por un lado, la necesidad de diferenciar entre el relato/la historieta y el personaje porque se han ido conformando como apropiaciones simbólicas distintas. Es decir: la mística sobre el personaje, propiamente, tiene un mundo de referencias y significados que excede al culto alrededor de la historieta (que es vasto, como también sabemos). Muchas veces observamos que el uso de la imagen no necesariamente implica un conocimiento, una lectura del relato. Por otra parte, en algunos ámbitos se ha ido naturalizando la idea de que El Eternauta es “la mejor historieta nacional” y Oesterheld “el mejor guionista argentino”,  lo cual deja una sensación de injusticia ante la gran cantidad de trabajadores que la historieta argentina dio y da cada día. Oesterheld, ¿era “mejor que” Trillo”? ¿Escribía “mejor que” Sampayo?  ¿Es mejor que lo que se hace y hará? Fundar un mito incólume obstruye la posibilidad a crecer.  Posiblemente, una descripción más apropiada a lo que significó para nuestra tradición es la que lo plantea como un guionista revolucionario en los modos de concebir las historias, en los modos de narrar y construir espacios y personajes.

Entonces, cuando se magnifica al artista y a la obra, no se habla en un sentido exclusivamente estético: está vinculado al simbolismo político y social al que remiten en la actualidad (la intelectualidad comprometida, la militancia, la desaparición). Pienso que La imagen de Oesterheld  que se construye desde aquellos testimonios apabullantes del Nunca Más ha sido el nodo desde el cual el mito se asume político.

El eternauta y Oesterheld, hoy, han sido incluidos al imaginario del kirchnerismo, genere esto simpatía o rechazo. Pero no son solo eso, ni para siempre. Hay que ver, esperar hacia dónde se transforma, cómo se reconstruye al mito dentro del imaginario social que fluye permanentemente.  Si su popularidad no se queda solo en el maquillaje y despierta el interés por la lectura de las historietas en general, bienvenido sea. No es casual que hoy exista en el campo político un símbolo tan fuerte surgido de nuestro espacio: creo que esta presencia se articula con el buen momento que vive la historieta hoy.

La pregunta es si Oesterheld habrá querido ser ese mito del guionista insuperable. Leyendo lo que escribía, su distancia narrativa con los héroes de bronce, me atrevo a pensar que pocas cosas le hubieran gustado menos.

Lauri Fernández.  Mendoza. Investigadora y dibujante.

El Eternauta (1957/1959) es, casi sin dudas, la obra de ciencia ficción más destacada de la historia de la narrativa argentina.  Pero su destino fue convertirse en estampitas, diversas, dependiendo del lugar desde el que se realizara la lectura. Tuvo el destino de los santos en cuanto fue oficialmente canonizada por el Estado y pasó a formar parte de la currícula escolar. Se podría discutir quién merecía ser el primer santo consagrado en la historieta y consagrado en la escuela ¿Ernie Pike, Mort Cinder, Evaristo, Lindor Covas, etc., etc.? Hubiera sido difícil negárselo a El Eternauta. Ser Oesterheld un desaparecido durante la dictadura zanjó la decisión. El espacio donde se determinó el reconocimiento fue el político imponiéndose al de la historieta; así como en otras operaciones se impusieron el campo económico o el campo del arte, consagraciones desde el exterior, que –en la dirección que va a prevalecer-  comienza  a producir el propio HGO convertido en militante político y resignificando su propio relato.

Si pensamos en términos del personaje que porta el nombre, Juan Salvo no es el Eternauta hasta el final del relato, cuando con un futuro indeterminado y abierto pasa a deambular en el tiempo, dimensiones, espacio… en búsqueda de su hija y esposa desaparecidas. Es ese personaje mutado en unas pocas páginas en que se convierte en estampita, en figurita, en stencil, en muñeco, en figura política partidaria. Esta operación la comienza el propio Oesterheld, que, a mediados de los setenta, convierte a los protagonistas que se esforzaban por sobrevivir codo a codo, en héroe colectivo, y luego a el Eternauta en vanguardista mesiánico -en la segunda parte de la historieta-, exponiendo la postura de una parte de la cúpula de Montoneros que justifica que los desaparecidos (incluyendo la esposa e hija de Salvo buscadas al final de la primera parte) fueran sacrificados a favor de un “triunfo colectivo”.

¿Se pueden criticar las operaciones heterónomas de consagración, de propaganda política, las resignificaciones?  Seguramente se puede polemizar al respecto, pero no es lo que me interesa, son indudablemente parte de cómo se han desarrollado y se siguen desarrollando y conformando las luchas políticas y las armas que se esgrimen en la competencia.  Sería importante comenzar a indagar cuáles son los efectos de estas disputas alrededor de la canonización escolar para los lectores jóvenes, para muchos de los cuales El Eternauta ha pasado a ser lectura más o menos obligatoria. ¿Qué leen hoy los jóvenes que acceden a El Eternauta en la escuela? (que a veces buscan un resumen para zafar).  Me motiva lo que me contó un docente respecto de un alumno que la sintetizo así: “es la historia de un perseguido político”

¿Cuáles son las nuevas claves en la lectura de los alumnos, de aquellos que no son siquiera lectores de historietas?

Roberto von Sprecher. Córdoba. Docente e investigador.

Publicado en Adelantos del mes | Deja un comentario

Por fuera de Fierro – Entrevista con Agua Negra

Hoy, en nuestra tercer entrevista por fuera de Fierro, charlamos con Federico Grunauer, de la editorial Agua Negra. Surgidos de la escuela Sótano Blanco, ya llevan en su haber unos cuantos años de experiencia, así como la publicación de autores consagrados dentro del ámbito de la historieta nacional, como Diego Agrimbau o Jorge Lucas.

- ¿Cuándo y por qué comenzaron a editar historieta? ¿Tenían alguna experiencia previa en edición?

El proyecto empezó en la escuela Sótano Blanco (hoy Del Pasaje), en el año 2011. Lo iniciamos porque queríamos generar un nuevo espacio para canalizar nuestra producción de historietas y la de otros dibujantes y guionistas a los que admirábamos. Las primeras ediciones fueron artesanales y de muy baja tirada. Nuestra única experiencia previa había sido editar un libro al estilo “Elige tu propia aventura”, escrito y dibujado por un grupo de alumnos del taller de Juan Bobillo, un par de años antes; y algunos intentos de fanzines y revistas de pocas páginas.

- Además del trabajo editorial, ¿tienen actividad como guionistas o dibujantes? ¿Comenzaron editando material propio?

Sí, somos dibujantes y guionistas. El material propio siempre estuvo acompañado del trabajo de otros historietistas, tanto alumnos y profesores de la escuela como autores amigos que prestaron laburos para las primeras antologías.

- ¿Editan solamente historieta?

Historietas, y algún libro de crítica sobre historietas (que algún día será colección). Pero sí, la historieta es nuestro monotema, al menos por ahora.

- ¿Editan solamente libros?

Por el momento sí. Hacer una revista como corresponde (frecuencia previsible, buena distribución, colaboradores bien pagos) está fuera de nuestro alcance hoy.

- ¿Cuál fue su primer libro editado?

Historietas del Sótano. Sobredosis. Es una antología con trabajos nuestros y de muchos invitados. Algunas historietas habían sido previamente subidas al blog Historietas del Sótano, otras publicadas en revistas, otras inéditas. Francisco Sótano, personaje de Juan Bobillo, oficiaba de presentador. De Historietas del Sótano hicimos dos tomos más, y con suerte iremos por un cuarto, siempre con tiradas mínimas. En cuanto a tiradas más pretenciosas, distribución en librerías y demás, el primer libro fue Regreso a Arkham, de Jorge Lucas y Claudio Ramírez, los autores de Cazador.

- ¿Con qué criterios realizan la selección de los títulos a publicar? ¿Realizan el contacto con el/los autor/es o esperan que él/ellos se contacten con ustedes?

No hay un único criterio. A algunos los hemos buscado, otros nos han encontrado. El criterio de selección tiene mucho que ver con nuestro gusto como lectores, por supuesto. Y con “valorizar” nuestros propios trabajos: creemos que a los libros que hacemos nosotros les va a ir mejor si están rodeados de otros libros de autores de calidad. Tampoco hay un único criterio para no publicar lo que nos ofrecen: hay cosas que no nos gustan, y otras –demasiadas- que nos encantan pero no nos da el cuero para hacerlas libro. En el caso del libro sobre historietas, el criterio fue acercarnos a otros lectores. Con ese tipo de libros esperamos generar nuevo público para los otros libros, los de historieta a secas. Generar nuevos lectores nos preocupa bastante, ampliar el espectro. Por eso también el esfuerzo por estar en librerías generales y no sólo en comiquerías, para llegar a más gente. Por momentos te da la sensación de que conocés la cara de cada persona que ves en un evento. Hay un peligro de endogamia latente que asusta. Por suerte no es tan así, el año pasado le vendí un libro a dos desconocidos provenientes de Alemania.

- ¿Cuál es la tirada estándar de sus libros?

No hay un standard. Hemos hecho entre 100 y 2000 ejemplares, dependiendo del título.

- ¿Cómo es su sistema de distribución? ¿Tienen llegada a librerías? ¿En qué eventos se los puede encontrar?¿Cómo es el contacto con los lectores?

Tenemos varios distribuidores. Algunos para las comiquerías, otros para las librerías. De todos modos es un punto en el que nunca estamos del todo conformes y esperamos poder mejorar con el paso del tiempo y con el crecimiento del catálogo. En cuanto a los eventos, tratamos de ir a todos los que podemos. Crack Bang Boom y Comicópolis son paradas obligatorias. La Feria del Libro es un espacio que nos encantaría ocupar, tal vez lo concretemos si logramos aliarnos con otros editores. El contacto con los lectores es… lo dicho, un misterio de la naturaleza. El lector en sí mismo es un abismo insondable. Pero lo buscamos, lo buscamos todo el tiempo. Y en esa búsqueda del lector, a veces terminamos tocando el timbre de nuestra propia casa. Media vuelta y volver a empezar, hasta quedar sin aliento. Ningún proyecto editorial puede sostenerse sin lectores.

- ¿Cómo se manejan en relación a la difusión y a la prensa de sus ediciones?

Tenemos una persona que se especializa en prensa de editoriales y nos ayuda con el envío de ejemplares a medios y con el seguimiento de lo que se publica. El tipo es muy eficiente y no nos podemos quejar, hemos tenido reseñas y entrevistas de casi todos nuestros libros. Aun así, no sabemos a ciencia cierta cuánta incidencia tiene una buena prensa en la venta de libros. Otro misterio. Debería ser complementada con algún tipo de campaña publicitaria, sea grande, mediana o pequeña, y eso ya escapa a nuestras posibilidades económicas. Hacemos también difusión en redes sociales, entrevistas en blogs (ejem), esas cosas.

- ¿Tienen diferentes colecciones dentro del catálogo? ¿En qué se diferencian?

Historietas del Sótano es una línea en sí misma, porque, si bien son antologías sin continuará, los tomos comparten una estética y una propuesta común. Lenguajes dibujados es una colección de libros sobre historieta que hasta ahora tiene sólo un libro (Fuera de cuadro, de Laura Vazquez), y que ojalá podamos engrosar en el futuro. Después, los demás… son historietas. Nuestro catálogo no es tan grande todavía como para que se vean las supuestas líneas que hay detrás. Obviamente hay planes de ir armando una estructura más grande, pero esto llevará su tiempo. Claro que nos encantaría tener una línea de humor, una de policial negro, una de relatos cortos. También una de historieta periodística, una de terror, una de clásicos del pasado, otra de clásicos del futuro, autores extranjeros, infantil y… nada más. Con eso estaría bien, como para arrancar.

- ¿Qué les parece el panorama de edición y de producción independiente en la actualidad?

Hablando específicamente de los libros, el panorama está muy bien y está muy mal. Muy bien porque hay muchos editores editando buenos libros. Muy mal porque hay muchos editores editando buenos libros. En fin. Cantidad y calidad de libros no significa un “mercado” (palabra difícil, eh) saludable. Necesitamos también llegar más y mejor a los lectores, insisto, no es un detalle menor. Si imprimo 1000 ejemplares de un libro genial de un autor que es buenísimo con una súper calidad pero resulta que lo leen cien tipos, la cosa está mal. Hoy por hoy casi nadie piensa en editar para ganar dinero y eso también está mal. Termina pasando que hasta los autores mismos toman la historieta como algo con lo que no se puede ganar dinero, y eso está peor. Debería (poder) ser un trabajo como cualquier otro. Hay quien dice que es mejor así, que el autor debe vivir de otra cosa, no tener condicionamientos comerciales para ser libre creativamente y etcéteras varios; yo no sé, yo soy un pichi que no entiende nada, pero pienso que a largo plazo esto no ayuda. Al contrario. La situación actual me parece positiva si la pienso como un estado de transición, como algo que se puede mejorar. Si no es transitoria, es un bajón.

- ¿Cuáles son sus próximos lanzamientos?

En pocos días sale Zero Point, librazo de Agustín Graham Nakamura. Antes de fin de año esperamos tener Zok!, historietas de superacción de autores de la casa. Y algunas cosas más, más tarde o más temprano: dependerá de la voluntad de Thomas Griesa.

Por Santiago Sánchez Kutika

Publicado en ENTREVISTAS, Videos | Deja un comentario

Correo de lectores – 94

Publicado en Adelantos del mes, Índices | 13 comentarios